CAPITULO 7: Foto borrosa o fuera de foco

¿ Foto borrosa ? ¡Se dice Fuera de Foco!

Foto Fuera de FocoNo demos por sentado que al sacar fotos estas quedarán completamente nítidas.

O quizás queden nítidas en una parte de la imagen, pero  el objetivo de interés de nuestra fotografía digital sea vea borroso!

La falta de nitidez (o borrosa) se puede dar por una o más de estas condiciones:

  1. Fuera de Foco: No estamos haciendo foco correctamente; el sistema de foco automático (“Autofoco”) de nuestra cámara no ha logrado resolver el foco correcto, o el sistema de autofoco ha hecho foco en otro elemento de la imagen, pero no en el que nos interesa.
  2. Movimiento: O bien la cámara digital esté en movimiento (Ej.: adentro de un automóvil o nos tiemble la mano) y se sacude, o nuestro objetivo lo está.
  3. Suciedad: El lente de nuestra cámara está sucio o manchado. En este caso, para limpiarlo podemos conseguir papel “tissue” (de esas bolsitas de pañuelos descartables de papel). Debemos doblarlo en varias capas (4 u 8 capas de papel) y pasarlo en forma circular sobre el lente. Si tenemos alcohol isopropílico, podemos humedecerlo en él ligeramente para que nos ayude a remover eventuales grasas o aceites en el vidrio del lente.

 El primer problema se resuelve haciendo foco

sacar fotos haciendo focoLa cámara digital fotográfica no sabe interpretar a priori cual es nuestro objetivo de interés frente a la escena que se le presenta.

Nuestra cámara necesita que le indiquemos de alguna forma cual es el objeto que queremos fotografiar, para así ajustar sus lentes y que el resultado final sea nítido.

Para lograrlo, si bien hay diversas formas, en este capítulo del cursillo de fotografía nos concentraremos  en una funcionalidad llamada AUTOFOCO.

En la modalidad más sencilla de autofoco, nuestra cámara asumirá que el objetivo a fotografiar es lo que se encuentra en el centro del visor.

Al observar por la pantalla de la cámara digital, probablemente nos encontremos con un rectángulo superpuesto en el centro de la imagen. Es allí donde la cámara buscará nuestro objetivo a fotografíar, y desde ese punto tratará de medir la distancia para calcular el foco.

No importa que lo que queremos fotografiar no esté en el centro, porque tienes un truco:

  1. Primero apuntamos con nuestra cámara digital al objetivo de interés, ubicándolo en el centro del rectángulo de autofoco.
  2. Apretamos el botón para sacar la foto a medio camino: Sentirás que el botón ofrece una cierta resistencia al llegar a ese punto intermedio, antes de sacar la foto.
  3. En ese punto intermedio, la cámara digital hará foco y seguramente ajustará otros parámetros como luminosidad y balance de blanco (hablaremos de esto más adelante).
  4. Mientras mantenemos apretado a medias el botón para sacar la foto, movemos la cámara para componer la fotografía (nuestro objeto de interés, quizás obedeciendo a la regla de los tercios, quedará sobre un costado)
  5. La cámara mantendrá sus ajustes para que el objeto de nuestro interés quede en foco. Presionamos el botón hasta el fondo, efectivamente sacando la foto.

Quizás alguna vez lo hayan notado: La mayoría de los fotógrafos, por ejemplo en eventos como un casamiento o cumpleaños, primero apuntan RARO (o sea hacia otro lado ligeramente distinto a lo que sería una foto bien encuadrada) y justo antes de apretar el botón de sacar la foto a fondo, vuelven a mover la cámara de fotos para encuadrar bien.

En ese primer instante donde apuntan a un lugar ligeramente distinto, están buscando un punto en donde la cámara pueda ajustarse correctamente.

La alternativa al autofoco es hacer foco manual: deberás mover el lente de la cámara hasta que verifiques que el objetivo de tu fotografía está bien definido. Para esto necesitas una cámara que tenga esa capacidad manual. Las cámaras de bolsillo usualmente carecen de la capacidad de foco manual; o si lo tienen es tan engorroso de usar, que defintivamente te interesará dominar esta técnica del autofoco.

Y en las cámaras de bolsillo es hasta razonable no hacer foco manual: Hoy en día las cámaras digitales  tienen sistemas de autofoco mucho mas sofisticados, que detectan por ejemplo si hay CARAS de personas, y hacen foco sobre la cara, o incluso hay algunas cámaras que detectan no solamente la cara, sino cuando la persona SONRÍE, y saca la foto en ese instante.

CAPITULO 6: ¡Vamos a sacar fotos!

vamos a sacar fotosTenemos nuestra cámara digital pronta para sacar fotos: La memoria está vacía, la batería llena.

Encendemos la cámara para sacar una fotografía: El camino mas sencillo es poner el control de modo de la cámara en MODO AUTOMÁTICO.

Todas las cámaras digitales de bolsillo y las intermedias tienen el modo AUTO, para dejar que la computadora dentro de la cámara se preocupe de ajustarse sola.

De esta forma nosotros solamente nos limitamos a apretar el botón para sacar la foto.

Suena demasiado fácil. Está bien, si recién comienzas, es una opción! Pero vamos a repasar algunas reglas y conceptos importantes del lenguaje fotográfico que debes asimilar y aplicar, antes de sacar la foto.

Vamos a sacar fotos con buen encuadre

Retrato regla tres tercios y mirada¡Pobre gente! La que sale a veces sin cabeza, o hasta la cintura, pero sobre sus cabezas tienen mucho cielo. También a veces salen escoradas porque el horizonte está inclinado para un lado u otro.

El primer problema que enfrentaremos es el de hacer un correcto encuadre de la imagen, antes de plasmarla en una foto.

Para sacar la foto, usamos el visor (sea el de tipo mirilla, donde tenemos que poner el ojo contra la cámara, o los mas cómodos LCD o visores grandes). Por allí buscaremos un encuadre propicio.

Siempre paga con creces, detenernos a ver la imagen y -aunque le dediquemos un segundo- corregir el encuadre para que cumpla con algunas reglas básicas de la fotografía (¡Estas reglas son anteriores a la fotografía digital!).

Te dejo aquí tres reglas básicas, en su versión simplificada, para que puedas practicar con ellas. Verás que más sabe el zorro por viejo, que por zorro… ¡Y estas leyes se remontan a los inicios del arte fotográfico!

La regla del Horizonte

Se imaginan el visor dividido en tres partes iguales horizontales, e intentan darle al objetivo de nuestra fotografía el espacio correspondiente a dos tercios..

Es imprescindible mantener la cámara respetando un horizonte correcto (no inclinar la cámara digital en ángulo para la derecha o izquierda). ¡Que el horizonte sea horizontal!

Torre lanzamiento en Cabo Cañaveral NASA FLORIDA

La regla de los Tercios

regla tres terciosUna regla bastante antigua, es no hacer que lo que queremos fotografiar esté en el CENTRO del visor.

Para ello podemos revisar lo que se llama la regla de los tercios:

Se imagina un tablero de tatetí sobre la imagen y se coloca lo que nos interesa fotografiar sobre cualquiera de los puntos en donde se cruzan las rayas del tablero, acomodándolo de tal forma de que cubra la mayor parte del tema que queremos fotografiar, siempre y cuando sea posible.

Esta regla de los tercios es sin duda una de las más comentadas y recalcadas en todos los cursos de fotografía.

Ley de la Mirada

Una variante interesante, sobre todo en retratos, personas y animales, es buscar que la persona esté mirando (si no está completamente de frente), hacia el lado donde dejamos más espacio. O sea, si la persona está ubicada en el primer tercio de las lineas verticales, que mire hacia el tercer tercio.

perfil mira espacio vacio

Una excepción a esto, o si la persona o animal está mirando de frente, es que mire directamente a la cámara (el gatito de arriba del todo).

Ninguna de estas reglas es inamovible. Pero la experiencia indica que al seguirlas lograremos fotografías más atractivas.

Estas reglas son tan generalizadas que muchas cámaras digitales incluyen la superposición del patrón de tablero de “tatetí” sobre el visor, para poder aplicar la regla de los tercios y del horizonte con esa ayuda visual.

Por supuesto, el sentido común aplica, junto a las reglas: Si están documentando un proceso o se encuentran ante un evento imprevisto, es perfectamente posible que el registro fotográfico sea más importante que ponerse a observar reglas.

En un caso así la fotografía adquiere valor por la historia que cuenta, el proceso que evidencia, y las reglas del lenguaje fotográfico pueden pasar a un segundo plano.

CAPITULO 5: Píxeles, colores y compresión

El asunto de los pixeles

Pixeles y compresionComo hemos visto en capítulos anteriores, los pixeles son los “puntitos” que uno junto a otro y con diversos colores, componen nuestra fotografía digital.

El cúmulo de pixeles se divide en filas y columnas para formar el acostumbrado rectángulo en que apreciamos nuestras fotos.

La relación de ancho y alto de una foto generalmente es 6:4, que puede ser llevado al papel fotográfico en las medidas clásicas sin dejar partes de la foto afuera.

Es esta matriz de pixeles el que se almacena en la memoria de la cámara de fotos y luego (si tiene suerte la foto, y no la borramos) pasaremos a la computadora para guardar o imprimir.

sacar fotos

El pixel y los colores básicos

Para guardar su color final, el pixel utiliza tres valores numéricos, que corresponden a la cantidad de Rojo, Azul y Verde que se necesitan combinar para lograr su color final.

Si miran una TV o un monitor de computadora, sea de los antiguos de tubo, o los LCD o plasma con una lupa, o incluso de cerca de simple vista, van a ver que la pantalla es una matriz de celditas de rojo, azul, y verde, que se prenden con mayor o menor intensidad para formar el color final que vemos.

fósforos de pantalla de TV o monitor con lupa

En las cámaras digitales convencionales se almacena en su memoria un valor independiente, que distingue 256 tonalidades, para el Rojo, Azul y Verde en cada pixel.  (hay cámaras que guardan mas tonalidades por color básico, pero son para el mercado ultra profesional).

O sea el valor rojo puede ir de NADA (negro) a rojo puro, en 256 pasos de degradé. Lo mismo con los otros. El numero 256 no es casualidad, sino que es exactamente el numero que se puede guardar en el mundo digital, dentro de un byte (Unidad de información digital, que se usa para almacenar información en las computadoras).

El Byte y cuanto espacio ocupa una foto en nuestro disco duro

disco duro externoUn byte entonces es un numero, del 0 al 255 (256 valores distintos).

En computación, los datos (fotos, archivos, programas) ocupan en la memoria y en el disco duro, una cantidad determinada de bytes.

Para entender mejor como se maneja el almacenamiento de datos en la computadora, observar:

  • 1024 bytes = 1 Kilobyte
  • 1024 Kilobytes = 1 Megabyte
  • 1024 Megabytes = 1 Gigabyte
  • 1024 Gigabytes = 1 Terabyte.

O sea que podemos tener en una computadora un disco duro de 1 Terabyte, que puede guardar 1024 *1024*1024 * 1024 bytes (si, son muchos bytes).

Volviendo al tema fotografía, imaginemos una cámara que tiene 8 megapíxeles: ¡ Ocho millones de píxeles, donde cada uno usa tres bytes, da 24 millones de bytes!

O sea -hacemos el cálculo con la tablita de aquí arriba- unos 22 Megabytes, se necesitarían para guardar una imagen de 8 megapíxeles. Suponiendo que nuestra cámara tenga una memoria adentro de 2gigabytes, me da para 90 fotografías aproximadamente.

Sin embargo, las cámaras rinden muchas más fotos, debido a que las mismas pueden ser comprimidas -se reduce su tamaño-.

Compresión

Detalles de Motores de Cohete Saturn VEl truco para que entren más fotos y rinda mas la memoria digital de nuestra cámara de fotos, es que las fotos están comprimidas.

Haciendo una super simplificación del proceso de compresión de imagenes, al punto que si un experto la lee, nos manda presos, te explico una forma de comprimir:

Para comprimir la foto, la cámara analiza la misma y junta en grupos los píxeles que tienen el mismo color (o muy similar). Ej.: Si sacamos una foto a un cielo perfectamente azul, sin nubes, En vez de Guardar 24 millones de bytes, guarda la siguiente información: “a partir de este píxel con este color de cielo, copiarlo hasta llenar los 24 millones de pixeles” (o sea la imagen comprimida resulta muy chiquita, porque evidentemente la información necesaria para reformar la imagen posteriormente, es muy poca).

Esta fotografía que muestra un detalle de los motores del cohete Saturn V (el que se utilizó por la Nasa para sus misiones a la Luna) es de 16 megapixeles. Ocupa originalmente, almacenada en un formato de compresión sin pérdida de calidad, unos 11,5 megabytes.

Para colocarla en esta web la hemos comprimido utilizando el Adobe Photoshop a un factor de calidad del 67%. El archivo resultante ha quedado ligeramente por debajo de los 2 megabytes. Aún así, garantiza buena calidad de imagen.

Compresión sin y con pérdida de información

Muchas veces, debido a la complejidad de una fotografía, no se logra mucha compresión, buscando grupos de píxeles de colores idénticos (supongamos que una imagen comprimida así, queda de la mitad del tamaño que el original).

Entonces la cámara empieza a comprimir la imagen juntando también colores muy similares, y asignándoles un solo color promedio.

El problema que hay es que luego al intentar reproducir la imagen, hay una cantidad de sutilezas y degrades de colores que originalmente nuestra cámara digital captó con su lente, que al haber comprimido la fotografía, se pierden.

Muchas veces el ojo humano no lo percibe. Al comenzar a descartar información sutil de esta forma, se logran compresiones de 10 o 12 veces menos de lo que ocupaba la fotografía original!

Cuando hay demasiada compresión en una imagen, se empiezan a ver cuadriculados y mugres raras, llamadas ARTEFACTOS DE COMPRESIÓN:

Zoom en foto original (531 Kilobytes):

zoom en area de imagen original

Misma área de la foto, pero muy comprimida (16 Kilobytes):

Zoom en imagen comprimida

En conclusión, otro parámetro importante entonces en una cámara digital, es con que calidad (compresión) queremos que guarde las fotografías. Una forma de que entren más imágenes en una misma memoria se logra ajustando la cámara a CALIDAD BAJA, pero luego lo pagamos cuando queremos ver detalles en la fotografía, una vez pasada a nuestra computadora, o peor aún: impresa.

Los costos de las memorias hoy en día permiten tener varias memorias, por lo que la sugerencia es ajustar la cámara al mínimo de compresión y obtener fotografías con un máximo de calidad.